Este sitio sobrevive con los clicks en la publicidad que vez

FALTA PARA SALSA AL PARQUE - 20 AÑOS

miércoles, 12 de octubre de 2011

cierran definitivamente discos la rumbita

Cierran último Bastion de Discos La Rumbita en Bogotá


http://www.eltiempo.com/colombia/bogota/IMAGEN/IMAGEN-10547306-2.jpg

El tradicional almacén musical funcionaba desde hace 40 años en la carrera 7a. con calle 20.

La piratería terminó con el sueño en vinilo que construyó Fabio Polanco, propietario de Discos La Rumbita, esa mítica institución del comercio bogotano de discos.

La semana pasada, Fabio, de 66 años, le echó llave al último de sus almacenes, el local que en los años 80 reunía lo más granado de la música colombiana e internacional y en el que miles de transeúntes se acomodaban para ver videos y promociones desde un televisor gigante, que Fabio instaló como forma de atraer a los clientes.

"Ese sistema lo llamaron 'tevepolanco'. Ahí pasábamos videos de los artistas de moda, como Vicente Fernández, el Binomio de Oro y Paloma San Basilio", recuerda Fabio, quien asegura que la venta de CD empezó a decaer desde que la gente se dio cuenta de que le salía gratis descargar la música de Internet o de que podía comprar su álbum favorito por 1.000 pesos.

De Venecia con amor

Polanco empezó en el comercio despachando pacas de Marlboro de tienda en tienda. También vendió vestidos, fue seminarista y trabajó dando la hora en Emisora Mariana. Sin embargo, el destino lo llevaría a otra parte.

En los años 70, empezó a trabajar en Orbe, una distribuidora de discos. En esa época cargaba una enorme maleta negra llena de acetatos con música tropical y baladas, que vendía en las tiendas de discos del centro. En una de esa jornadas, el comerciante vio un aviso en el periódico en el que se anunciaba la venta de una tienda musical en el barrio Venecia.

"Tenía unos ahorros y me di cuenta de que era cerca de mi casa. Fui y la compré de una", relata.

Ese fue el inicio de Discos La Rumbita, que desde el barrio Venecia, en el sur de Bogotá, se fue multiplicando por barrios como Chapinero, Las Ferias y el Restrepo. Polanco alcanzó a tener cerca de 40 tiendas en Bogotá y 70 en todo el país.

En La Rumbita se escuchó por primera vez La Cucharita, de Jorge Veloza, "y al que compraba el disco le regalábamos un llavero de cucharita", añade Fabio, quien asegura que no cerró las tiendas por estar en quiebra sino porque "era lo más sensato".

Este amante de la música está dedicado, en su oficina del centro, a la literatura; de hecho, ya ha publicado varios libros de relatos, poemas y cuentos. También ha grabado discos con su impecable voz.

FABIÁN FORERO BARÓN
REDACTOR DE EL TIEMPO