Este sitio sobrevive con los clicks en la publicidad que vez

miércoles, 31 de octubre de 2012

Gilberto atraído siempre por El Gran Combo

Gilberto atraído siempre por El Gran Combo

 

 

“El Caballero de la Salsa” se sintió frustrado cuando no fue seleccionado en 1977 para integrar El Gran Combo de Puerto Rico.

 

Gilberto Santa Rosa no podrá participar en el concierto de Andy Montañez porque estará fuera del país, pero se sentará en primera fila para aplaudir a su orquesta preferida, El Gran Combo de Puerto Rico, durante su celebración del aniversario número 50 en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.
“En realidad, estoy trabajando mucho más afuera. Iba a participar originalmente, pero con el cambio de fecha (del concierto de Andy), voy a estar fuera de Puerto Rico. Entonces, no voy a poder en esta ocasión. Me da mucha pena…”, expresó el salsero.
Aunque “El Caballero de la Salsa” ha tenido éxito en su carrera artística, siempre recuerda su frustración al no ser seleccionado para pertenecer a El Gran Combo de Puerto Rico. Su sueño de cantar en “Los Mulatos del Sabor” cuando era adolescente se esfumó cuando Rafael Ithier, director de esa orquesta puertorriqueña, decidió contratar a Jerry Rivas para sustituir a Andy en abril de 1977.
“Lo he dicho toda la vida. Tuve esa frustración, pero tuve la bendición de que ellos fueron los que me presentaron en mi debut como solista con mi orquesta, el 2 de agosto de 1986. Ellos fueron mis padrinos”, mencionó Gilberto.
Recordó que El Gran Combo lo presentó primero en el show “Sábado en grande” que animaban Luisito y Roberto Vigoreaux. “Después fuimos a Lomas del Sol Night Club (que estaba ubicado en Guaynabo) el 2 de agosto de 1986. Jerry Concepción, mi querido amigo, nos abrió la casa para que hiciera esa presentación y de ahí en adelante empezó esta carrera como solista. Tuve la bendición de tener esa buena suerte”, narró.
Hace 35 años, la noticia sobre el nuevo integrante de su orquesta preferida dejó resentido a Santa Rosa, quien decía en broma y en serio que odiaba a Rivas en esa época. En la actualidad, son muy buenos amigos.
“Siempre he dicho que yo lo odié los primeros años hasta que lo conocí, como a él lo cogieron pa’ llá y yo quería estar ahí. Pero lo odiaba en el sentido figurado porque Jerry es uno de mis cantantes favoritos y es mi hermano”, confesó el sonero, quien comenzó a grabar con el músico Mario Ortiz y luego cantó en Tommy Olivencia y su Orquesta, y en Willie Rosario y su Orquesta.
Cuando Rivas dejó Latin Brass para integrar El Gran Combo, fueron a buscar a Gilberto a su casa para que sustituyera al cantante en esa agrupación. Sin embargo, “mi papá no me dejó porque yo estaba estudiando. Fue la primera vez que él me dijo que no”, añadió Santa Rosa.
Rafael Ithier, director de El Gran Combo, narró a este rotativo que hace alrededor de 40 años, Andy lo llamó un domingo para invitarlo a escuchar a dos niños virtuosos en la música. Cuando Ithier llegó al lugar, observó a un jovencito tocando guitarra y escuchó a otro cantando.
“El de la guitarra era el hijo de Rafael Charón y el otro que cantaba era Gilberto Santa Rosa. Tenía como 10 u 11 años. Gilberto canta así desde que tenía esa edad. Eso es un fenómeno. Yo me enamoré de esa cosa”, contó Ithier.
Al pasar el tiempo surgieron unas vacantes en El Gran Combo y en 1977, Andy decidió dejar la orquesta para integrar Dimensión Latina. “Entonces, me dijeron que el hombre (para sustituir a “El Niño de Tras Talleres”) se llamaba Gilberto Santa Rosa. Tenía como 16 a 17 años. Ya nosotros estábamos yendo a Nueva York, a Panamá. Me lo recomendaron para que lo metiera al grupo y yo dije: Si yo cojo a ese muchachito que es un bonitillo con 16 y 17 años, canta de vicio, y lo suelto en la (avenida) 110 de Nueva York, me lo acaban. Yo no quería esa responsabilidad, que se quedara en su casa mejor”, dijo Ithier riéndose.
El pianista confesó que “el fanático más grande que tiene Gilberto se llama Rafael Ithier. El es perfeccionista. Para mí todo lo que hace Gilberto lo hace bien. Me siento muy orgulloso de él. El me ve a mí como su papá y yo lo veo como si fuera mi hijo. Así lo quiero mucho. Aparte de ser un gran cantante, el nombre que le pusieron de ‘El Caballero de la Salsa’, se lo merece perfectamente”.
Gilberto ha cantado en ocasiones con “Los Mulatos del Sabor” y sustituyó a Rivas en unas presentaciones en la Isla y en unas giras en el exterior, sin compensación económica. Planifica asistir al aniversario de El Gran Combo, que será el domingo, 11 de noviembre en el Coliseo de Puerto Rico en Hato Rey, San Juan.
“Voy a estar sentado al frente de ellos, gozando y gritando”, expresó el intérprete de “No pensé enamorarme otra vez”.

TOMADO DE EL VOCERO PUERTO RICO