Este sitio sobrevive con los clicks en la publicidad que vez

FALTA PARA SALSA AL PARQUE - 20 AÑOS

martes, 16 de octubre de 2012

Gilberto Santa Rosa ofreció anoche un concierto dedicados a las mujeres en Bayamón

Gilberto Santa Rosa ofreció anoche un concierto dedicados a las mujeres en Bayamón

El Caballero de la Salsa puso a bailar a la Ciudad del Chicharrón 





Imagínate bajo la Luna. Escuchas una melodiosa balada que, con los ojos cerrados, te hace recordar un momento especial, pero tus oídos también captan la clave de una salsa que invita a mover el esqueleto. La noche promete y la celebración es musical.
Fue precisamente eso lo que Gilberto Santa Rosa provocó anoche entre los cientos de fanáticos que llegaron a la plaza alcaldía de Bayamón, donde el salsero boricua deleitó a la multitud con una version al aire libre del concierto que ofreció hace meses en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré.
La entrada era libre de costo y algunos no podían perderse el show “bien rico y de cachete”, como lo describía la bayamonesa Ereida Santiago. Esa era la principal motivación de muchos asistentes, aunque la diversión seguía creciendo a lo largo de la velada.
Como lo había hecho el pasado febrero con el espectáculo “Ellas”, el llamado “Caballero de la Salsa” le dedicó la noche, toda su voz y atención a las féminas presentes. Para lograr el cometido, el cantante fue acompañado nuevamente por De Caché, orquesta femenina de Colombia.
La “Ciudad del Chicharrón” pasó a ser entonces una sede de mujeres contentas (junto a los hombres que le hacían compañía) que bailaban al ritmo de los éxitos que el vocalista ha cosechado a través de sus casi cuatro décadas de carrera.
Las anécdotas no faltaron y tampoco los chistes durante la velada, cuya apertura estuvo a cargo de la orquesta Son de Barrio.
Si bien es cierto que la lluvia amenazaba de forma constante, la gente no se rindió en su afán por escuchar al artista. Con sus sillas portátiles, los seguidores iban llegando poco a poco en familia. Otros prefirieron asomarse por allí en guaguas escolares.
Mientras la música sonaba, varios aprovechaban para pasearse entre artesanías. De muñecas y carritos artesanales a instrumentos y pinturas, la propuesta era diversa y colorida.
Pero la principal meta del público apuntaba a bailar. El espacio estaba abarrotado de bayamoneses y residentes de pueblos aledaños. Sin embargo, entre la multitud apiñada, decenas de aficionados reclamaban su espacio sacudiéndose ante la clave salsera.
Entre tanto movimiento, el hambre les tocaba a muchos que decidían tomar varios momentos para refrescarse con una piña colada o saborearse el típico bacalaíto.
Ante este panorama de compueblanos agradecidos, Gilbertito se presentó en un escenario sencillo, pero iluminado con ocho pantallas verticales y una grande posicionada de forma horizontal.
En el encuentro, el alcalde del municipio, Ramón Luis Rivera Cruz, consideró que “Gilberto es, con respeto a los otros soneros, el mejor que improvisa en tarima”. La muchedumbre aprobó rápidamente su opinión gritando una y otra vez el nombre del cantante.
Frente a la petición de la audiencia que rehusaba a irse a pesar de la lluvia, el salsero no defraudó desde que apareció entonando el tema “La agarro bajando”.
“Estoy contento de estar con ustedes. Me agrada porque nunca se han visto tan bonitos. Esta noche hay canciones para todos”, dijo y así fue.
Luego, en el transcurso de su presentación, el intérprete logró deleitar a sus fanáticos con cortes como “Amor para la historia”, “Qué manera de quererte” y “Déjate querer”.