Este sitio sobrevive con los clicks en la publicidad que vez

miércoles, 1 de abril de 2015

Quién no recuerda un pasado matancero?

Quién no recuerda un pasado matancero?




La Sonora Matancera

En mis dos décadas y un poquito mas que llevo de vida, tengo que confesar que me ha tocado admitir burlas de todo tipo por la música que yo escucho, pero hago caso omiso a esos comentarios y saco pecho porque estoy rescatando parte de nuestra cultura musical latinoamericana.

Cuenta la historia que mi grupo musical favorito nace a mediados de los años 20, en la ciudad de San Carlos y San Severino de Matanzas, en el norte de Cuba, cuando ni siquiera mi abuelita estaba en planes y que en dicha época solo se escuchaba en Colombia los ritmos populares como cumbias, bambucos, pasillos, etc.

Pues si señores, les estoy hablando de la Decana de los Conjuntos de Cuba, La Sonora Matancera, quien ha sido el conjunto musical mas famoso de esta isla y considerada por el libro Guiness Records como la banda con mas tiempo de actividad ininterrumpida (77 años) y además de ello ha tenido un sinnúmero de canciones, integrantes y reconocimientos a nivel mundial.

Para mí, ha sido maravilloso explorar toda esta historia de la Matancera y recopilar alrededor de unos 400 temas musicales de los más de mil que grabaron los mejores expositores de la melodía Latinoamericana con la Sonora, pero se que es simplemente el comienzo de un estilo de vida que han adoptado grandes coleccionistas e historiadores, como por ejemplo los integrantes de la Corporación Club Sonora Matancera de Antioquia.

En la época contemporánea, son muy pocos los que se atreven, en la radio, a rescatar la melodía de la Sonora, tanto por el aspecto comercial, como de los nuevos ritmos que se han apoderado de la juventud. Doy crédito a una emisora muy popular en Bogotá que le dedica una hora los sábados, pero por gusto del dueño de dicha emisora y una estación radial en Medellín que tiene un espacio diario dedicado a la Matancera.

En conclusión, pienso que es importante conocer las raíces de esta música y este estilo de vida a los que nos hacemos llamar “salsomanos”.

Doy especial agradecimiento a Papá Dios, por hacer todo esto posible; a mi viejo, don Daniel, quien fue el pionero en mi gusto musical, y por hacer posible que pueda yo compartir mis pocos conocimientos de la Sonora Matancera.

Si alguno quisiera compartir conocimientos acerca de esta pasión llamada Sonora Matancera no dude en contactarme.

Por Sergio "checho" Navas