Este sitio sobrevive con los clicks en la publicidad que vez

lunes, 29 de julio de 2013

La importancia de Francisco Ángel "Kako" Bastar Ramos.









La importancia de Francisco Ángel "Kako" Bastar Ramos.




En un mundo plagado de sonidos diferentes y llenos de comunicatividad, donde pulula el negocio de mercadeo antes que el talento y respeto por el buen amante del ritmo, buscamos espacios para lograr no solo desenmarañar  códigos diferenciadores entre la música latina, sino también recordar los que fueron los artífices del buen ritmo, en su momento herejes musicales, porque por su innovación se hacen acreedores  a títulos como este pero con el tiempo desaparecen por el olvido.

Este es el caso del artista Francisco “Kako” Bastar quien es conocido como uno de los maestros contemporáneos trasendentales de los timbales y el bongó, aplicada para ritmos como la bomba , la plena, el guaguancó, Nuevayorkino y Puerto Riqueño,  su virtuosidad e iluminación sonora lo llevo a experimentar con ritmos y sonidos de percusión que hoy por hoy son “normales” en le aplicativo de los músicos y arreglistas actuales.









El genio de la música se lo agregó las diferentes tendencias que por la época desarrollaron su proyección, de la mano de Mongo Santamaria, Arsenio Rodríguez y el ya famoso para la época Tito Puente, arrancó en los cincuenta con una hermosa carrera cosechando innumerables éxitos tomando elementos de esas tendencias mal llamadas en su momento “salseras” para desembocar en lo que se llamó la nueva incursión del ritmo cubano en Nueva York , lo cual no era más que la música cubana con arreglos y arpegios más modernos y sonoros.

Bastar,  músico de alta experiencia musical salsera y su trayectoria fue de por sí, consejero de talentos musicales en los años 60 y comienzos de los 70, entre muchos su influencia marcó el inicio de carreras como la de los jóvenes como William Colon*, Hector Juan Pérez Martínez **,  con su experiencia también en 1961 codirigió junto al pianista Charlie Palmieri, el primer álbum de la Alegre All-Star, para el sello de All Santiago, un gran melómano reconocido y amante de los ritmos latinos que se deio a montar el sello Alegre all Stars, mucho antes de la creación de la Fania all Stars y de la Fania Records.

 Fotografia de Kako Bastar, con la Alegre All Stars de All Santiago
(1961) 




La ascendente carrera de Bastar fue patrocinada siempre de la mano de All Santiago y su sello Alegre, y  fue quienes con sus exigencias  le fueron abriendo la puerta del conocimiento y el perfeccionamiento de su arte.

Para esta época Bastar tuvo  a su haber el talento nato de músicos reconocidos como Cheo Feliciano, Joe Quijano, Yayo El Indio, Jimmy Sabater, Víctor Velásquez, Changuito Montalvo, Willie Torres y Dioris Valladares, Víctor Paz, Pedro "Puchi" Boulong, Roy Roman, José "Chombo" Silva; Mario Rivera,  Charlie Fox, Bobby Rodríguez, Louie Ramírez tocando el Vibráfono y algo Percusión; Johnny "Dandy" Rodríguez, Willie Rosario, Orlando Marín, Frankie Malabe, Pedro Perdomo; Barry Rogers, Joe Wohletz y Joe Rodríguez, quienes conformaban junto a  Charlie Palmieri en el  Piano y Organo la espectacular ALEGRE ALL STAR.

Para su efecto y connotación de identificación, Kako Bastar era el Johnny Pacheco de la Fania, Kako tenía Voz y voto en el diseño de los números y lograron que sus descargas fueran prensadas en una serie de álbumes tipo Lp, con el visto bueno de All Santiago

 Fotografia de Kako Bastar, el sentado en el sillón, con 
Willie Colon en la Flauta en el Clarinete All Santiago
(1968)

El Gran Kako de la mano de All Santiago, forman en 1962,  “Kako y su combo”, que no era más que la reunión de buenos amigos cercanos, tocando ritmos latinos,  y que contó con la voz de Julian Llano en su primer disco llamado “Gigante”, luego a partir de su segundo trabajo la voz de Chivirico Davila era el referente para esta nueva etapa de Kako, pero no duraría mucho la abundancia, se volvía el negocio insolventable,  ya comenzaban a aflorar las que fueran las figuras salseras emblemáticas y la música era cosa de contratación en los clubes y recordemos la “salsa” aun no estaba en su auge al 100%  y  en 1966 se dá la desaparición de Alegre como sello y compañía independiente, pero aun así  Bastar convence a Al Santiago de seguir siendo su productor musical, fruto de lo cual aparecieron en 1968 los álbumes Live It Up! y The Salsa All-Star, en este último reunido de nuevo con Charlie Palmieri, Cachao y Loui Ramírez.




Paralelamente en 1967 y 1968 ya se estaría forjando lo que sería la base del grupo de la Fania all Stars,  con los tradicionales juntes Puerto Riqueños , los cuales no eran más,  que se juntaban en un bar o Nigth Club en Nueva York a tocar amigos, arrancaba uno,  iban llegando y se iban montando, y poco a poco eran bacanales completos.

También por la época ya Richardo Rey y Bobby Cruz ya estaban más que pegados con sus temas santeros y ya estarían arpegiando los temas “Richies jala jala  (1967)” y  “pachangamania (1967) ”.



Para 1968, se creó el Grupo Fania all Stars y de la mano de este producto del éxito rotundo de su música,  la incursión en el mercado del sello Fania, que a su vez llega con la absorción de sellos pequeños como Cesta, Tico, Fonseca,  y el fenómeno mundial llamado SALSA, está en su esplendor.

Kako trabajó con Camilo Azuquita  el se presentaba con su voz  pero en un concierto en panamá tuvo que ser reemplazado por meñique  con quienes reencontraría el éxito grabando en estudio nuevamente trabajos como: “entre ellos Pura Salsa (1975)” y “Unión Dinámica (1976)”.

Kako, comienza una época donde trabaja como músico con Meñique tocando piezas hasta que saca el disco “Sock It To Me Latino” , haciendo interpretaciones presentándose como Kako y su combo, el bomm de la salsa hace que su ex cantante su Chivirico Dávila se lanzara como solista esta vez apoyado por el sello Fania.

 Sobre este caso Meñique y Azuquita, su Hijo Richie Bastar nos agregó en entrevista  













“Mucha gentes empezaron con mi papá, Cheo Feliciano, mira por ejemplo tu le preguntas a él quien era Kako y el te dirá “ese fue el maestro con el que aprendí percusión”, Chamaco Ramírez que canto con mi papá, Víctor Paz, siempre tenía buenos músicos, Meñique comenzó con él, y con él fue que lo vio Tito Puente, incluso, Tito le dice a mi papá, oye Kako tienes nuevo cantante y él le dice esa es mi nueva adquisición de Panamá, a lo que Tito responde, ese cantante esta bueno para el grupo mío y el viejo mío le dice: lo quieres?, verdad?, ahh pues llévatelo, y después va y le dice a Meñique tengo buenas noticias el maestro Tito le encanto tu timbre de voz y quiere que cantes con él, y Meñique respondió pero como es eso, yo quede en ayudarte a ti, no quiero que  me tomes de trampolín, el asunto es que mi papá iba de gira con la  voz de Camilo Azuquita y algo paso y en panamá tubo que reemplazarlo y ahí conoce a Meñique y fue por mi papá que le que arranco a Meñique su carrera.”


Kako Bastar trabajó para los más afamados sellos discográficos en la investigación, difusión y estructuración de los nuevos ritmos latinos como descarga, latin-jazz, guaguanco, etc., ya en los años ochenta su actividad musical disminuye, aunque a principios de 1990 formó junto a su hijo Richie, una banda de jazz.







 Hector Lavoe en 1968 Haciendo Coros para la orquesta mientras 
su Voz insignia era la de Camilo Azuquita y Meñique
 Fotografia expuesta en Richiebastar.com propiedad directa de Richie Bastar




*  Entiéndase como el momento por el cual el  joven músico reconocido después como Willie Colon, quien este  momento arrancó tocando la trompeta junto con los “the latin jazz alla stars” (1967)

**entiéndase por el joven Hector recién llegó a Nueva York   (1968)




Lea También :

La importancia de Francisco Ángel "Kako" Bastar Ramos. 



Richard Bastar Izurieta, Richie Bastar Biografia