Este sitio sobrevive con los clicks en la publicidad que vez

FALTA PARA SALSA AL PARQUE - 20 AÑOS

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Sony Music distribuirá tras el restablecimiento de relaciones entre EE.UU. / Cuba catálogos musicales al mundo de varios artistas




Sony Music distribuirá tras el restablecimiento de relaciones entre EE.UU. / Cuba
catálogos musicales al mundo de varios artistas






La música cubana refleja la rica herencia de la isla, influenciada por ritmos africanos, los sonidos de la guitarra clásica española y la improvisación del jazz estadounidense.



Sony Music firmó un contrato exclusivo de distribución fuera de Cuba de un catálogo de
canciones del centro de grabaciones EGREM, que reúne algunos de los nombres más importantes de la música de la isla.

"Este acuerdo emblemático ayudará a dar a conocer internacionalmente la cultura cubana,
su rica herencia musical y sus numerosos y maravillosos artistas", dijo Doug Morris, el director
de Ejecutivo de Sony Music Entertainment, citado en un comunicado el martes.

Sony, una de las tres principales distribuidoras de música del mundo, tendrá la exclusividad de
la publicación, fuera de la isla, del catálogo de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem),
con producciones que remontan a los años 1960.

El legendario pianista y compositor Bola de Nieve, el cantante afro-cubano Ibrahim Ferrer y la reina de
La canción "campesina" cubana fallecida este año, Celina González, figuran entre los grandes artistas del catálogo.

Compartir esto a través de Sony es "la mejor manera de darle un nuevo impulso a la distribución de la música cubana en el mundo", aseguró el director general de Egrem, Mario Angel Escalona Serrano, en un comunicado.

La música cubana refleja la rica herencia de la isla, influenciada por ritmos africanos, los sonidos de la
guitarra clásica española y la improvisación del jazz estadounidense.

Apreciada en el mundo entero desde hace un siglo, la música cubana saltó a la fama con la película "Buena
Vista Social Club", de Wim Wenders, en 1999.

Egrem nació a partir de la nacionalización de varios sellos en 1959, cuando Fidel Castro llegó al poder tras
 la revolución cubana. Fue el único de la isla hasta 1980, y si bien han aparecido nuevos, sigue siendo el
más importante con un 95% del mercado.

El acuerdo con Sony Music, filial del gigante japonés de la electrónica con sede en Estados Unidos, fue
alcanzado unas semanas después de que Washington y La Habana restablecieran sus relaciones diplomáticas, interrumpidas durante 54 años.